Ruta del Vino de Casablanca

Sello de Origen

Viñedos Casablanca Route son reconocidos con el Sello de Origen

En Viñamar, Valle de Casablanca, se realizó la entrega del sello como marca colectiva a la Asociación de Empresarios Vitivinícolas de Casablanca. Este reconocimiento busca fomentar la valorización y la protección de aquellos productos chilenos que gozan de una alta vinculación local.

Con la presencia del Intendente de la región de Valparaíso Gabriel Aldoney, el Seremi de economía de la región de Valparaíso Aland Tapia, y el Director Nacional del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI ), Maximiliano Santa Cruz, se hizo entrega del reconocimiento como Marca Colectiva a los Viñedos Casablanca Route, a Mario Agliati, Presidente de la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca A.G., que agrupa a productores de vino y a productores de uva y está compuesta por 16 sociedades agrícolas: 18 viñas y 7 restaurantes, que en abril de 2014 presentaron su solicitud ante INAPI.

Para Maximiliano Santa Cruz, Director Nacional de INAPI, este reconocimiento “permite a los productores aumentar su competitividad, contar con una protección efectiva frente a la competencia engañosa y entregar mayor información sobre el producto, favoreciendo la confianza de los consumidores. Con este reconocimiento, alcanzamos los 21 productos con Sello de Origen, lo cual es muy bueno, pero esperamos sean muchos más los que se sumen", afirmó.

Mario Agliati, Presidente de la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca, dijo que este sello “es un logro que nos llena de orgullo y nos permite confirmar que el trabajo que los asociados han desarrollado en todos estos años va en el camino correcto; asimismo da cuenta y reafirma la importancia que el Valle de Casablanca tiene como capital mundial del vino y como productor de vinos premium de clima frío”.

El programa “Sello de Origen” es una iniciativa conjunta del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y de INAPI, que busca fomentar la valorización y la protección de aquellos productos chilenos que gozan de una alta vinculación local, a través de su identificación, posicionamiento y diferenciación mediante su reconocimiento como Indicaciones Geográficas (I.G.), Denominaciones de Origen (D.O.), Marcas Colectivas o Marcas de Certificación.

El programa está orientado a incrementar la competitividad de los productos tradicionales de Chile, mediante la asociatividad de los productores, otorgando protección frente a la competencia desleal. En este caso, los productores cuentan con la posibilidad de iniciar acciones civiles y penales para combatir la falsificación de marcas, que se unen a las acciones propias y especiales que tiene las IGs y DO registradas en Chile.

Las marcas colectivas permiten diferenciar en el mercado productos como procedentes de personas pertenecientes a una asociación o grupo determinado. De esta forma, la marca colectiva sirve para distinguir aquellos productos vitivinícolas elaborados con uvas producidas íntegramente en la comuna de Casablanca y cuyas características son atribuibles principalmente al hecho de proceder de este valle, territorio común a todos los productores que se pueden beneficiar de la marca.

Parte de las características de estos viñedos son que cuentan con uvas de clima frío, las cuales por lo general, tienen una mayor acidez, un carácter frutal más fresco, un grado alcohólico menor y una mayor fuerza aromática lo que, en su conjunto, tiende a crear un estilo de vinos particular.

Además, el clima frío, brisa costera, neblinas matinales y marcadas estaciones, junto a los suelos graníticos, son ideales para la producción de vinos blancos como Chardonnay, Sauvignon Blanc y tintos de clima frío como Pinot Noir, Syrah, Merlot, Malbec y Cabernet Franc; además de espumantes, Rosé, Extra But, Brut, Nature, entre otros. Las características climáticas indicadas brindan vinos de calidad, con alta concentración de fruta, muy buena acidez y un final chispeante.

Por lo tanto, se espera que este reconocimiento como marca colectiva, contribuya al rescate de la cultura local, incremente la demanda por estos productos originarios e incentive el establecimiento de nuevas rutas turísticas en la región.

Datos a tener en consideración

  • Plantación en valle Casablanca equivale a 8.358 canchas de futbol.
  • Plantación en valle Casablanca equivale a 787 torres del costanera center.
  • Se podría dejar una botella de vino de 0,75litros cada 30 centímetros a lo largo de toda la Gran Muralla China.
  • Se le podría dar un kilo de uva a cada inglés.
  • Con la producción del valle de Casablanca se podrían llenar 19 piscinas olímpicas.